Nuevas soluciones para cargar los modelos eléctricos de Volkswagen

Tyrol

Administrador
Miembro del equipo
“La mejora generalizada de la infraestructura de carga es decisiva para acelerar la ofensiva de la electromovilidad. La recarga debe ser más simple y fácil de integrar en las actividades del día a día», señala Silke Bagshik, directora de Ventas y Marketing de la familia ID. «Con el nuevo software de nuestros modelos ID. y con soluciones como la tecnología Plug & Charge, nosotros, como fabricante de automóviles, estamos contribuyendo de forma decisiva a la consecución de estos objetivos.»

Pensando más allá del coche. El Grupo Volkswagen está estableciendo unos prerrequisitos importantes para el éxito de la ofensiva eléctrica de la marca. «Nuestro objetivo es garantizar que un vehículo eléctrico pueda ser el coche principal del cliente, sin ningún compromiso. Es por eso que estamos construyendo un ecosistema de carga completo, con soluciones de carga residenciales y una rápida expansión de la infraestructura de carga rápida requerida para la carga en movimiento, así como un asesoramiento competente, tarifas de carga detalladas y soluciones de flota adecuadas para los clientes comerciales», declara Elke Temme, director de Carga y Energía del área de negocio energético de Volkswagen Group Components y consejero delegado de Elli. «También tenemos un claro objetivo estratégico. Queremos hacer posible que las baterías de nuestros vehículos eléctricos se usen en el mercado energético como unidades de almacenamiento de energía portátiles y flexibles. Tales opciones de almacenamiento de energía son esenciales para incrementar la proporción de energías renovables. Además, esto también puede contribuir a que recargar el vehículo sea significativamente más económico para los consumidores, y entonces podrán alimentar la red pública con su propia energía”.

Cargar el vehículo en casa. Los modelos de Volkswagen con motor eléctrico ya se pueden cargar cómodamente en el garaje de casa con el ID. Charger, la estación de carga doméstica de la marca Elli del Grupo. Los clientes pueden escoger entre la versión básica y dos variantes totalmente interconectadas, que se pueden controlar mediante la aplicación para smartphones We Connect ID. En Alemania, la marca Volkswagen también ofrece un conveniente contrato de suministro eléctrico con «Volkswagen Naturstrom», para garantizar el uso de una electricidad verde totalmente certificada procedente de energías renovables.

Carga en movimiento – también con Plug & Charge en el futuro. Con la tarjeta de carga We Charge, sus clientes ya tienen acceso a una de las mayores redes de carga en Europa. Ya están conectados más de 270.000 puntos de carga públicos, tanto en ciudades como en trayectos de larga distancia. Y este número está aumentando todo el tiempo. Antes de 2025, el Grupo Volkswagen también instalará alrededor de 18.000 estaciones de carga rápida en Europa, junto con otros socios relevantes del sector. Todo esto se complementará con aproximadamente 35.000 puntos de carga que se establecerán con socios minoritarios, muchos de los cuales serán de acceso público.

En 2022, los modelos ID. de Volkswagen se entregarán con una nueva función que reemplazará el proceso actual de autenticación de la tarjeta de carga para conseguir que la carga en las estaciones de carga rápida sea aún más fácil. En este caso, se iniciará una comunicación encriptada y segura, de acuerdo con la norma ISO 15118, entre el coche y la estación de carga en cuanto el cliente enchufe el cable de carga al vehículo. Este proceso de autenticación tarda solamente unos segundos antes de que se inicie la carga. Entonces, la factura se recibe de la forma habitual a través del contrato We Charge. En 2022, la tecnología Plug & Charge será posible en las redes lonity, Aral, bp, así como en EON. Se está debatiendo algún acuerdo con otros grandes socios.

El siguiente nivel: carga inteligente y bidireccional. Un sistema de administración de energía en el hogar (HEMS) es un requisito previo para la carga inteligente en casa. Este sistema reconoce todas las necesidades de los consumidores para poder escalonar y gestionar su suministro de energía de forma inteligente. La ventaja principal es que consigue que la carga con energía solar autogenerada sea aún más sencilla para los propietarios de sistemas fotovoltaicos.

Por si fuera poco, las tarifas eléctricas y los algoritmos inteligentes ya permiten cargar el coche en un momento en el que disponemos de mucha energía renovable. Esto implica, por ejemplo, que las turbinas eólicas no tengan que pararse porque no hay nadie utilizándolas. Solamente en 2019, 6.500 gigavatios hora de energía renovable quedaron en desuso en Alemania, lo que sería suficiente energía para alimentar los motores de 2,7 millones de coches eléctricos durante un año.

Pero el potencial es aún mayor en combinación con la carga bidireccional, una tecnología innovadora que está a punto de ser lanzada por Volkswagen: los coches eléctricos podrán transferir la electricidad que no necesiten a la red eléctrica doméstica del cliente (vehicle-to-home) y, en el futuro, también proporcionarán electricidad para estabilizar la red eléctrica. Todos los modelos ID. con una batería de 77 kWh tendrán esta funcionalidad en el futuro. Una actualización vía satélite que se irá implementando gradualmente servirá para que los vehículos ya entregados también dispongan de esta función. Para la transferencia de energía y la comunicación se utilizará un wallbox DC BiDi especial.

vw_id3.jpg

Nuevo software para los modelos ID. En un futuro cercano, todos los modelos ID. saldrán de la línea de producción con una nueva versión de software que ofrece grandes ventajas para la carga. La potencia máxima de la batería de 77 kWh aumentará de 125 a 135 kW (o a 150 kW para el ID.5 GTX2). Esto reducirá el tiempo de carga en hasta nueve minutos cuando se cargue del 5 al 80 por ciento de SOC (estado de carga). Estas mejoras se activarán en los vehículos ya entregados a los clientes mediante una actualización de software en un futuro cercano. También existe un nuevo modo de cuidado de la batería, llamado «Battery Care Mode», que garantiza su máxima protección. Este modo restringe el nivel de carga superior (SOC) al 80 por ciento.

El menú de carga, que ahora aparece en el nivel superior de la gran pantalla táctil en los modelos ID., también estará estructurado de manera más intuitiva y clara. La función de cálculo online de ruta del sistema de navegación realiza una planificación inteligente de rutas con varias paradas para los trayectos largos, para que el vehículo pueda llegar al destino tan rápido como sea posible. Para ello, esta función emplea los datos del tráfico y de la ruta, así como el nivel de carga deseado en el destino. Las paradas de carga se evalúan dinámicamente en función de la capacidad de la estación de carga y del nivel de ocupación. Consecuentemente, la función de planificación de la ruta puede sugerir dos operaciones de carga rápida con alta potencia en lugar de una parada de carga lenta con menor potencia.

Apoyo para la expansión de la generación de energía renovable. Como primer fabricante de automóviles, la marca Volkswagen presta su apoyo a la expansión de las energías renovables mediante nuevos parques eólicos y solares en Europa. El objetivo es generar y suministrar a la red la cantidad de electricidad verde que los vehículos de la familia ID. necesitan para su funcionamiento, y que no está siendo ya aportada por los clientes en forma de energía verde. Está previsto que se construyan alrededor de 20 nuevas instalaciones de aquí a 2025. Estas generarán alrededor de siete teravatios-hora de electricidad verde adicional cada año, lo que equivale a más de 300 turbinas eólicas nuevas. Volkswagen invertirá para este objetivo unos 40 millones de euros hasta 2025.

El objetivo estratégico de la marca Volkswagen. En el centro del programa de descarbonización «Way to ZERO» se encuentra la aceleración de la campaña de movilidad eléctrica bajo la estrategia de marca ACCELERATE. Volkswagen pretende alcanzar la neutralidad climática en 2050. Como objetivo intermedio, tiene previsto reducir las emisiones de CO2 por vehículo en Europa en un 40% antes de 2030 (base: 2018). También se pretende que el proceso de fabricación, cadenas de suministro incluidas, y el funcionamiento de los coches eléctricos sean climáticamente neutros. Estos propósitos se complementarán con el reciclaje sistemático de las baterías de alto voltaje de vehículos eléctricos antiguos.

El objetivo es la electrificación completa de la nueva flota de vehículos. Antes de 2030, está previsto que al menos el 70% de las ventas de Volkswagen en Europa sean de vehículos totalmente eléctricos, lo que equivale a bastante más de un millón de vehículos. En Norteamérica y China, el objetivo es que los vehículos eléctricos representen al menos el 50% de las ventas. Para alcanzar estos objetivos, Volkswagen lanzará al mercado al menos un vehículo eléctrico cada año.

1La primera imagen muestra: ID.3 – consumo de energía en kWh/100 km (NEDC): 14,0 – 12, (combinado), emisiones de CO2 en g/km: 0; clase de eficiencia A+++

2ID.5 GTX – consumo de energía en kWh/100 km: combinado 17,1; emisiones de CO₂ en g/km: combinado 0; clase de eficiencia: A+++

Fuente: Volkswagen
 
Arriba Pie